Mosca blanca - Yuca

Yuca

Mosca blanca

Aleyrodidae


Resumen

  • Manchas amarillas en las hojas.
  • De desarrolla fumagina.
  • Las hojas se deforman (se enroscan o adquieren forma de taza).
  • El crecimiento se inhibe.

Síntomas

Las moscas blancas son comunes en una variedad de cultivos de campo abierto e invernaderos. Tanto adultos como ninfas chupan la savia de las planta y excretan mielada en hojas, tallos y frutos. En los tejidos afectados pueden formarse manchas de clorosis y fumagina. Durante infecciones intensas dichas manchas pueden unirse y cubrir hojas completas, excepto las áreas alrededor de las venas. Posteriormente las hojas pueden deformarse, enroscarse o adquirir forma de taza. Algunas moscas blancas transmiten virus, como el virus del encrespamiento amarillo de la hoja de tomate o el virus del estriado marrón de la yuca.

Detonante

Las moscas blancas miden entre 0.8 y 1 mm y tanto el cuerpo como los dos pares de alas están cubiertos con una secreción cerosa y polvorienta de color blanco a amarillento. A menudo se encuentran en la parte inferior de las hojas. Si se les molesta emergen agrupadas en forma de nube. Su desarrollo óptimo se produce en condiciones cálidas y secas. Ponen huevos en la parte inferior de las hojas. Las ninfas son entre amarillas y blancas, planas, ovaladas y de color verde pálido. Las moscas blancas adultas no pueden vivir sin alimentarse de la planta hospedera durante más de unos cuantos días. Esto hace que un método de control poblacional eficaz sea el control de las malezas.

Tratamiento biológico

Las soluciones biológicas varían en función de la especie específica de mosca blanca en cuestión y el cultivo. Se recomiendan los insecticidas naturales a base de aceite de manzana y azúcar (Annona squamosa), piretrinas, jabones insecticidas, extracto de semillas de neem (NSKE 5%) y aceite de neem (5 ml/l de agua). Los hongos patógenos incluyen Beauveria bassiana, Isaria fumosorosea, Verticillium lecanii y Paecilomyces fumosoroseus.

Tratamiento químico

Opte siempre por un método integral de medidas preventivas con tratamientos biológicos, de ser posible. La mosca blanca desarrolla rápidamente resistencia a todos los pesticidas, así que es recomendable realizar una rotación con varios productos. Para controlar el insecto aplique productos a base de bifentrina, buprofezin, fenoxicarb, deltametrina, azadiractina, lambda-cialotrina, cipermetrina, piretroides o spiromesifen, o bien una combinación de estos. Tenga en cuenta que las medidas preventivas a menudo son suficientes para disminuir la población a niveles que no representan un riesgo.

Medidas preventivas

  • Siembre plantas no hospederas de forma intercalada en el sembradío.
  • Siembre plantas acompañantes que atraigan o disuadan a las moscas blancas (capuchina Nasturtium, cinia, mohuitl o moytle de México, mirto o Salvia elegans, Monarda).
  • Asegúrese de sembrar durante la temporada correcta, no demasiado antes ni demasiado después.
  • Al sembrar deje poco espacio de separación entre las plantas.
  • Al adquirir trasplantes o realizar compras revise si existen indicios de la presencia de moscas blancas.
  • Asegúrese de realizar una fertilización equilibrada.
  • No use insecticidas de amplio espectro.
  • Quite las hojas que tengan huevos o larvas.
  • En las primeras etapas de la infección, coloque trampas adhesivas en los sembradíos para atrapar las moscas blancas en grandes grupos.
  • Controle el desarrollo de hospederos alternos en el sembradío y los alrededores.
  • Después de la cosecha quite de los invernaderos los residuos de plantas.
  • Programe una temporada breve en barbecho a temperaturas cálidas.
  • Es posible reducir las infestaciones en invernaderos usando películas de plástico absorbente de rayos UV.